¿Es la idea de Fondo Único en Salud una solución solidaria?

Se suele decir que una de las razones que explicaría las grandes diferencias entre la calidad y oportunidad de la atención entre el sector público y privado de salud radica en que los recursos per cápita de los que disponen

los beneficiarios de FONASA para prestaciones serían considerablemente inferiores a los de los afiliados a una Isapre. Esta potencial brecha a favor de los afiliados de Isapre es usada por estos días como uno de los argumentos a favor de la idea de crear un Fondo Único entre las cotizaciones de los beneficiarios de las Isapres y de FONASA. Según quienes lo promueven, la creación de este Fondo permitiría la existencia de un sistema más solidario a favor de los afiliados del sector público. A diferencia de lo que usualmente se cree, la evidencia disponible para el año 2013 no permite concluir que los afiliados a Isapres dispongan efectivamente de mayores recursos que los beneficiarios de FONASA. De hecho, considerando la cotización legal a ambos sistemas, neta del gasto promedio en licencias médicas (de tal modo de comparar los ingresos disponibles para prestaciones en salud), la brecha entre los ingresos disponibles para un beneficiario de Isapre y uno de FONASA alcanzó en 2013 sólo $1.451 mensuales por beneficiario, lo que equivale sólo a 6%.

 

Leer artículo LyD 

Leer newsletter